viernes, 19 de junio de 2009















El éxito.....

no es cuestion de suerte.



¿Si supiera que con el trabajo que está haciendo hoy cosechará recompensas mañana… lo haría? ¿Si supiera que algo que DEBE hacer hoy PUDIERA darle recompensas en el futuro... lo haría?
En esto se basa la problemática de la vida. No se garantiza nada.
Hay una relación directa entre el trabajo y la recompensa. La mayoría de las veces, la recompensa llega no por suerte, tampoco por oportunidad, ni por conocer a la persona adecuada o estar en el lugar correcto en el tiempo adecuado. En la mayoría de los casos, la recompensa viene de la preparación cuando se presenta una situación. Esas situaciones claves, ésas que le ofrecen la posibilidad de avanzar, vendrán en su camino durante su vida entera, y en cada PARTE de su vida que sea -- deporte, carrera profesional, estudio académico y entorno social. La pregunta queda siempre: ¿Está listo para contestar a la llamada cuando se presenta la oportunidad?
Como atleta, SABE que tiene que ir al entrenamiento para tener éxito. Lo que no es tan obvio es QUÉ es lo que entrena y cómo LO EJECUTA; esto, al final de cuenta, determina que tan GRANDE será su éxito. Estar presente no significa éxito. Estar presente con enfoque permite éxito. Estar presente con deseo permite éxito. Pero, no es porque solamente llega al entrenamiento diario, y lo hace unos cientos de veces durante una temporada, o millares de veces en una carrera atlética, que esto le asegura el paso automático al éxito. Cualquier persona puede llegar al entrenamiento e ir de un lado al otro de la alberca. Realmente los que llegan con un propósito al entrenamiento son los que tienen éxito. Son los que ejecutan la práctica de hoy como si fuera la ÚNICA oportunidad para alcanzar sus metas y que en última instancia se encuentran más cercanos a sus metas últimas.
Observe su vida diaria. Mire su trabajo en la escuela o su carrera profesional. ¿Si SUPIERA que leyendo 30 minutos más cada día por la noche le garantizara mejores calificaciones, lo haría? ¿Si SUPIERA que al estudiar esas fórmulas cinco minutos más cada día, le aseguraría pasar la prueba de la próxima semana, lo haría? ¿Si SUPIERA que al entender las necesidades de cada cliente potencial, conseguiría la venta, estudiaría a sus clientes? ¿Si SUPIERA que salir de cada pared en posición aerodinámica y FIRMEMENTE avanzaría más rápido mientras que nadaría MENOS, esto mejorando sus tiempos sin esfuerzo adicional, lo haría?
¿Usted no contestaría NO a cualquiera de esas preguntas, verdad? Y, si lo hizo, existen otras páginas Web para leer;)
La preparación es la clave de TODO si desea tener éxito. Mientras es fácil argumentar que la gente GANA la lotería, personalmente no conozco a nadie que la haya ganado. Estoy seguro que hay alguien allá afuera con una historia de ganador de la lotería. Estoy seguro que es muy emocionante, pero no soy YO y no es probablemente Usted que está leyendo esto tampoco. La mayoría de nosotros estamos destinados a estar en la dinámica del trabajo y de la recompensa que viene del trabajo. Pero si guarda una actitud positiva con esta relación, puede tener mucho orgullo en el hecho de que ha creado su propio éxito en la vida.
Para permanecer positivo necesita abrazar el desafío. La trayectoria es clara, pero no es fácil. La trayectoria del trabajo duro requiere que permanezca constante en su trabajo de modo que pueda cosechar sus recompensas con el mismo empeño. El éxito vendrá con más regularidad cuando se prepara para él. Recuerde: Cuando viene el éxito, la suerte no tiene NADA que ver con esto.





Por Glenn Mills

'Estadisticas